sábado, 18 de julio de 2009

UNA NOCHE PARA NO OLVIDAR

Quede con el donde siempre, me recogió en su coche y nos dirigimos hacia su casa, donde supuestamente solo íbamos a cenar y ver una película, mantener una conversación y después me volvería a traer a casa, pero la sorpresa fue cuando después de cenar, ver la película, y mantener una de esas conversaciones en las que hablas de todo y de nada, me dijo bueno prepárate que te llevo a casa, voy a ponerme los zapatos ahora vengo, no sé como lo hizo pero me vendo los ojos, me ordeno que estuviera callada y con media sonrisa y ironía me dijo que pensabas que solo íbamos a cenar, ver la película y hablar? , ya sabes que soy juguetón, y ya que mañana ninguno tiene que trabajar voy a aprovechar bien la noche. Me sentó en una butaca me puso recta y me dijo que me quedara quieta, hasta que el volviera, así lo hice, tardo unos diez minutos en volver, me quito despacio la ropa, y empezó a darme pequeños golpecitos con la fusta, que tanto me gusta, luego siguió poniéndome pinzas, me ato las manos, los pies, la cintura, no podía moverme, y el seguía dándome, de vez en cuando con la fusta, otras veces con su mano, látigo, luego me hecho cera caliente por todo el cuerpo, sabe que me gusta y me excita bastante, así que esta vez estuvo bastante tiempo echándomela.

Como me gusta que me vendan los ojos, esta era la primera vez, que el me los vendaba desde aquel primer encuentro, en el que dure muy poco con los ojos vendados, esa sensación de no saber que va a pasar, aunque te la imaginas nunca es igual que la realidad. Al desatarme y ordenarme levantar de aquella butaca me apoyo los brazos sobre la cómoda, mientras me azotaba fuertemente donde la espalda pierde su nombre, me hecho cera de nuevo, luego me llevo a la cama donde me coloco a cuatro patas, para recibir más, incluso por un instante me ordeno ser su pony, algo que nunca hasta ahora había experimentado y que me gusto, a la vez que me eche unas buenas risas, a veces no viene mal hacer algo distinto y más si es algo de este estilo, la noche acabo como os podéis imaginar, disfrutando los dos de nuestros cuerpos, y durmiéndonos, hubo muchas más cosas, no solo cera, látigo, fusta……. Si no más cositas que os dejare a vuestra imaginación, a veces es mejor dejar las cosas sin acabar, para que cada uno pueda darle rienda a su imaginación.

Por último pedir de nuevo disculpas por estos retrasos me imagino que en Agosto andaré, menos liada y tendré algo de más tiempo para actualizar más a menudo, bsssssss y hasta pronto!!!!!!!!!

EUPHRASIE




2 comentarios:

  1. Cerrando los ojos podemos ver mejor nuestro interior.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar

         
        

Belleza para tus ojos

Armonía para tus ojos